El día


Post dedicado a mi amigo, Jorge Abramovich

_____________________________________________________________

En Génesis, cada período de la Creación aparece como comprendido en un día (Gn. 1.5., 1.8., y sucesivamente),  compuesto por la tarde y la mañana. Y por qué no “la mañana y la tarde”? Primero, porque nos faltaría “la noche” … Pero el sustrato es más profundo: El día, para los hebreos, comienza a las 18:00 (o sea, “por la tarde”), a contrario de nuetro sistema romano, actual, que comienza a la hora 0:00 (medianoche). Es decir, en el Antiguo Testamento, el día inicia con el sacrificio de la tarde (como dije, a las 18:00), y allí también se inicia la primera vigilia (de 18:00 a 22:00). La segunda vigilia (de la medianoche) va de 22:00 a 02:00 (del “día siguiente”, para nuestra forma de contar). Y de las 02:00 a las 06:00 se desarrolla la tercera vigilia, siendo a la hora 06:00 el tiempo del sacrificio de la mañana. A partir de allí, se cuenta como hora primera (07:00), hora segunda (08:00), hasta la hora décimoprimera (17:00). La “hora décimosegunda” (18:00) -que no es lamada así-, en en realidad la del sacrificio de la tarde ya reseñada. En el Nuevo Testamento, por otra parte, la hora novena (15:00) resulta ser la hora del sacrificio de la tarde.

Es por eso, entonces, que cuando en Génesis se dice la tarde y la mañana un día, resulta el día completo: tarde + noche + mañana. Por esta razón, también, en el culto judío, las festividades empiezan con la “salida de la primera estrella” (las 18:00): Allí comienza el nuevo día. Esto originó el dicho español “Las estrellas no se cuentan”, porque los judíos que observaban, en épocas de la Inquisición española, la salida de la primera estrella, eran individualizados, encarcelados y castigados … Por eso, el refrán preservaba el secreto, y así también, la vida.

Como contrasentido (pero tal vez no tan contradictorio, en realidad) nuestro festejo de la Navidad comienza en “la víspera”, la Nochebuena, es decir, en las horas previas al inicio del día (de 18:00 en adelante …). La tradición hebrea es receptada así en el culto católico, con fuerte sincresis en España.

Anuncios

4 comentarios en “El día

  1. Pues querido Mario desconocía ese dicho español “Las estrellas no se cuentan” nunca te acostarás sin sbaer una cosa más
    Muy interesante post gracias
    Besucos

  2. Qué buena información. Hasta antes de leer tu artículo, no me había enterado de esta peculiar manera de definir los días. Ahora tengo la curiosidad de aprender sí otras culturas definían sus días de alguna otra forma a la que actualmente utilizamos. Tendré que leer más… Gracias por la inspiración.

    1. Es un gusto y un prestigio tu visita. Besos! Pronto voy a ampliar con unas líneas sobre el cómputo horario de los romanos, que coincidía con el nuestro actual en el punto que mencioné en este artículo, pero que también tenía un orden peculiar que influye aún en nuestros días.

Dejá un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s